Ruta del Rio Arlanza

16 de May del 2017

Saliendo de Palenzuela por la carretera N-622, nos dirigimos hacia el este, río arriba. Atravesamos Peral de Arlanza, y allí mismo también el río.

Un poco más adelante, es recomendable desviarse a la izquierda y llegar hasta Santa María del Campo, donde podremos admirar la gran iglesia y la esbelta y hermosa torre, de Diego de Siloé. Volviendo a la carretera general, seguimos ruta en dirección a Lerma, pasando por Villahoz, Tordómar y Santa Cecilia. La villa de Lerma conserva varios conventos y el gran palacio, construido en el siglo XVII por el célebre Duque de Lerma, frente a una gran plaza y un mirador sobre el río. Tras la visita, seguimos la carretera de nuevo, que discurre casi siempre al borde del Arlanza.

El paisaje se va haciendo poco a poco más montañoso. Después de pasar por varios pueblos, alcanzamos Covarrubias, donde podemos conocer muchas cosas de interés, entre ellas los restos de muralla y la Torre de Doña Urraca, la histórica colegiata fundada en el siglo X, y las propias calles de la villa. Desde aquí es posible desviarse por una carretera comarcal hacia el famoso monasterio de Santo Domingo de Silos, o bien seguir por el río y admirar las ruinas del monasterio de San Pedro de Arlanza, en medio de un frondoso y bello paisaje. Para completar la excursión, podemos acercarnos hasta Hortigüela, donde una ermita románica se levanta al borde del cañón que forma el río en una imagen espectacular, y después hasta Lara de los Infantes, cuna de Fernán González, y Quintanilla de las Viñas, para ver la famosa iglesia visigótica del mismo nombre.

El retorno se efectúa por el mismo camino de ida, ahora con el río Arlanza, nuestro guía, a la izquierda.