Descubrimientos Arqueológicos

16 de May del 2017

Muchos y de muy diversas épocas han sido los hallazgos, tanto dispersos como en yacimientos, que se han hecho en los campos de labor; ya en el siglo XIX, la villa era bien conocida por este motivo entre los eruditos y coleccionistas.

Abundantes molinos de mano, armas, fíbulas, fusayolas, cerámica, desde los tiempos del Neolítico hasta la Edad del Hierro, engrosan los fondos de museos y particulares. También se encontraban antiguamente depósitos de huesos humanos y restos de enterramientos, que eran vendidos a diversas fábricas por los lugareños.

El Tesoro de Palenzuela fue hallado por casualidad en 1.945, por unos labradores. Se calcula que guardaba más de 4.000 monedas, de muy diferentes cecas; se lograron recuperar 2.644, que se encuentran en el Museo Arqueológico de Palencia; las demás se hallan en manos desconocidas. En 1.970 apareció la famosa Necrópolis de Pallantia, en la que se han podido descubrir miles de tumbas, con restos de cadáveres incinerados y muy diversos objetos de carácter ritual y funerario, que se exponen en el Museo de Palencia.

La Edad Media también nos ha legado numerosos restos escondidos bajo la tierra. Junto a la ermita de Nuestra Señora se encontraron hace décadas diversos elementos de época visigótica y mozárabe, como estelas funerarias. En el año 2.001, los trabajos arqueológicos efectuados en el paraje de Puente de los Franceses concluyeron con el descubrimiento de la necrópolis del despoblado medieval de El Moral, antigua aldea del alfoz de Palenzuela.